La Provenza, ruta por el corazón del Mediodía francés

Francia | La Provenza, julio 2015

En este cuaderno de viaje vamos a contar nuestra ruta por la Provenza, un recorrido para descubrir la esencia de esta espectacular región mediterránea del sur de Francia. Caminamos entre ruinas romanas, pueblos medievales, abadías y castillos, disfrutamos de excelente gastronomía, grandes vinos y, sobre todo, espectaculares paisajes naturales bañados por esa luz tan especial que ha inspirado a tantos artistas. Desde el valle del Ródano y el Pays d’Arles con sus viñedos y campos de olivos, atravesamos de los montes y valles del Luberon con sus campos de lavanda, hasta alcanzar playas espectaculares de agua turquesa en el mar Mediterráneo.

Por el curso del Ródano

Iniciamos nuestra ruta en la parte más occidental de la región, en el valle del Ródano. Nuestro objetivo es recorrer las principales localizaciones de pasado romano como Orange o Arles, conocer la cercana comarca de Uzès (El Uzege), visitar la ciudad de Avignon, disfrutar del encanto de Saint-Rémy-de-Provence y Les Baux-de-Provence y, por supuesto, perdernos entre los extensos viñedos del valle y disfrutar de su gastronomía. Nuestra ruta comienza aquí.

Provenza - Orange

Ruta por el Luberon

Desde el valle del Ródano continuamos nuestra ruta hacia el este. Recorrer el Luberon se convierte en el elemento imprescindible de cualquier viaje a la Provenza. En esta tierra agrícola se encuentran los pueblos y rincones con más encanto de toda la región, tranquilidad, naturaleza y las estampas más típicas, incluyendo los famosos campos de lavanda. Descubre aquí nuestro recorrido.
Provenza - Lavanda

Aix-en-Provence

Dejamos el Luberon y nos dirigimos al sur. A medio camino entre la campiña y el mar Mediterráneo nos encontramos con la capital de la antigua región de la Provenza: Aix-en-Provence. Nada más llegar notas el contraste con los pequeños pueblos del Luberon. Se trata de una gran ciudad.

Como muchas otras localizaciones de la Provenza, la ciudad es de origen romano (fundada en el 122 a.C.), es cuna de grandes artistas como el pintor postimpresionista Cézanne y tiene un patrimonio histórico-artístico muy interesante. Es esencial un paseo por el barrio de Saint-Saveur para descubrir los monumentos principales: la catedral de Saint-Saveur (siglos V – XVIII), el arzobispado, la Torre del Reloj, La Cité Comtale,…

Pero si algo destaca en Aix-en-Provence es su ambiente, muy animado. La gente llena las calles y las terrazas de la gran oferta de restaurantes, bares y cafeterías que inunda la ciudad.

Provenza - Aix-en-Provence

Isla de Porquerolles

Para acabar la ruta, nada mejor que descansar en una buena playa del Mediterráneo. La región de la Provenza incluye un litoral espectacular con zonas como el Parque nacional de Calanques entre Marsella y Cassis o, por supuesto, la Côte d’Azur (Costa Azul o Riviera Francesa). Existe también un conjunto de islas, menos conocidas, pero muy interesantes, como las pertenecientes a los archipiélagos de Frioul y Hyerès.

Buscando playas tranquilas, diferentes, dónde predomine un entorno natural menos explotado, encontramos la isla de Porquerolles en el archipiélago de las Îles d’Hyères. Descúbrela.

Provenza - Porquerolles (2)

Consejos e información práctica

Para realizar este viaje al completo es recomendable dedicar al menos 8 días. Uno de los principales placeres de la Provenza es disfrutarla sin prisa, más allá de recorrer todos y cada uno de los pueblos y puntos de interés que ofrece. Es imprescindible disponer de vehículo propio para poder explorar la zona cómodamente y llegar a todos sus rincones.

En verano, las zonas de costa y los grandes centros turísticos como Avignon o Arles están muy concurridos, no obstante, en el Luberon es posible encontrar tranquilidad y ambiente relajado en muchos de sus pueblos. Como ya hemos comentado, las islas pueden ser una buena alternativa para disfrutar de playas menos saturadas.

Visitar un pueblo en día de mercado puede suponer una ventaja o un inconveniente. En los pueblos menos turísticos puede suponer un valor añadido a la visita, pues la cantidad de gente será razonable para disfrutar del ambiente, sin embargo, en los pueblos muy turísticos puede arruinar tu visita: calles saturadas de gente, imposible aparcar, etc.

La temporada de floración de la lavanda varía desde mediados de Junio a mediados de Agosto pero dependiendo del año y las condiciones climatológicas puede variar. Por ejemplo, si el verano es caluroso puede adelantarse la cosecha. La cosecha también depende de cada zona, por tanto, es bueno informarse antes de ir para no llevarnos sorpresas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s