Islas de la Provenza: Porquerolles

¿Se pueden visitar islas en la Provenza? ¿Es posible encontrar una playa en la Provenza-Costa Azul francesa que en pleno mes de agosto no esté totalmente saturada de gente? La respuesta a ambas preguntas es SÍ, la isla de Porquerolles.

Junto con las islas de Port-Cros y Le Levant constituye el archipiélago de islas de Hyerès, o también llamadas Islas de Oro. Están ubicadas en el extremo sur de la Provenza, entre Marsella y Saint-Tropez, en pleno mar Mediterráneo muy cerca de la península de Giens.

Porquerolles, con su forma de media luna, es pequeña (12km2) y tranquila, perfecta para alejarse de las playas masificadas de la Costa Azul, del tráfico y de los grandes hoteles y complejos turísticos. Sus territorios forman parte del Parque Nacional Port-Cros, creado en 1963, Hablamos por tanto de un entorno natural protegido, tanto terrestre como marítimo, y realmente espectacular: playas de arena y agua turquesa, acantilados, bosques de pinos, eucaliptos, plantas aromáticas y otros cientos de especies de plantas y animales, algunas de ellas endémicas.

La isla es perfecta para realizar senderismo, submarinismo y disfrutar de sus playas y entorno natural, pero su historia no desmerece en absoluto. Por aquí pasaron los celtas, los griegos y romanos. Albergó un monasterio medieval y fue bastión defensivo en distintas épocas. Hay restos de fuertes, como el de Grand Langoustier o el de Sainte-Agathe del XVI, y de otros edificios antiguos, como el faro de Cap d’Arme de 1837 en el extremo sur. La isla ha sido comprada y vendida en varias ocasiones durante su historia. En una de esas transacciones, un industrial francés la adquirió para regalársela a su prometida.

Hay varias opciones para acceder a la isla en ferry. Nosotros embarcamos en el puerto de La Tour Fondue en la población de Hyères (Horarios y precios). El ferry atraca en el pequeño pueblo homónimo de Porquerolles, en la costa norte de la isla. En esta costa norte, de relieve suave y arenoso, se localizan las principales playas y calas. La costa sur es más abrupta y está perfilada por acantilados.

En el puerto hay un pequeño puesto de información turística, algún sitio para comer y aseos públicos. Allí podrás también alquilar una bicicleta de montaña (15€/persona y día) para desplazarte desde el pequeño pueblo a los distintos rincones de la isla, como la playa de Notre Dame o la playa de Langoustier. Es una muy buena opción para poder llegar a todos los puntos de interés y disfrutar la isla en su conjunto. En la isla hay 51 kilómetros de senderos señalizados.

El espacio principal del pequeño pueblo, la Plaza de Armas, está a pocos pasos del puerto. Después de un intenso día de playa, deporte y naturaleza, siéntate en alguno de sus bancos, cerca de la iglesia Sainte-Anne, a observar las partidas de petanca al caer la tarde

Sin duda merece la pena pasar un día en esta isla o, mejor, alojarse en ella (si el presupuesto lo permite).

Provenza - Porquerolles (4)

Provenza - Porquerolles (5)

Provenza - Porquerolles (1)

Provenza - Porquerolles (3)

Si quieres conocer otras rutas de la Provenza visita La Provenza, ruta por el corazón del Mediodía francés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s