Ruta por el Luberon, en la Provenza

El Luberon es el auténtico corazón de la Provenza y una de las zonas más bellas del sur de Francia. Este Parque Natural Regional y reserva de la Biosfera por la UNESCO está compuesto por tres cadenas montañosas: el macizo del Petit Luberon, el macizo del Grand Luberon y el Luberon Oriental. Sus valles están tapizados de viñedos y salpicados de pequeños pueblos y aldeas medievales. Su luz es única.

Elegimos alojarnos en la aldea Oppède Le Vieux, pues tiene una ubicación perfecta para recorrer los distintos pueblos del Luberon (a 6 km de Menerbes, a  13km de Gordes y 20 km de Roussillon) y carece de las grandes aglomeraciones de gente y artificios turísticos. Sin duda es una opción estupenda para alojarse.

Con base en Oppède Le Vieux, vamos a proponer dos rutas, complementarias, para explorar el Luberon e intentar capturar toda su esencia: 1. Ruta de los pueblos del Luberon y 2. Ruta de la Lavanda.

1. Ruta de los pueblos del Luberon

Se trata de un recorrido circular entre el macizo del Petit Luberon y los montes de Vaucluse, que iniciaremos de oeste a este. Una ruta perfecta para realizar en cualquier época del año a la que recomendamos dedicar, al menos, 2 días completos.

Oppède Le Vieux es probablemente el pueblo con más encanto de todo el Luberon. Se trata de una pequeña aldea, antigua y escondida, que se aferra a la cima de una colina como si quisiera escapar del paso del tiempo. En sus empinadas calles de piedra notas como el tiempo se ha detenido.

La disposición de la aldea sobre la montaña la convierte en espectacular desde cualquier punto que la mires. Por su ubicación privilegiada, fue baluarte defensivo en época romana y medieval. El siglo XIX, la aldea quedó abandonada cuando sus habitantes se desplazaron a una zona menos elevada y más práctica para el cultivo, fundando el nuevo pueblo de Oppède. Durante la Segunda Guerra Mundial, la aldea abandonada se convirtió en refugio de artistas que ocuparon y renovaron algunas casas pero fue hace pocos años, en 1996, cuando se fundó la asociación Oppède Patrimoine como iniciativa para devolver a la vida la vieja villa y recuperar su patrimonio, como el castillo construido 1220 por Count Raymond VI de Toulouse o la iglesia románica Notre-Dame-d’Alydon.

La atmósfera del lugar es muy especial. Cuando paseas por sus tranquilas calles puedes sentir que aún queda historia escondida en sus rincones y muchos secretos guardados en sus casas olvidadas.

Provenza - Oppède Le Vieux (1) Provenza - Oppède Le Vieux (3) Provenza - Oppède Le Vieux (4) Provenza - Oppède Le Vieux (2)

A pocos pasos de la Place de la Croix hay un lugar que se convirtió en nuestro hogar por unos días y nos integró perfectamente en esta fantástica atmósfera: Belle de Nuit (24, route des Petitons-Minguets). Este alojamiento (90€/noche con desayuno incluido) es una casa tradicional, antigua, con habitaciones amplias y sencillas. Sus propietarios te hacen sentir en familia, se interesan por tu viaje, te aconsejan las mejores rutas y te preparan un magnífico desayuno casero, diferente cada día, que se convierte en un placer cada mañana en su tranquilo patio interior. Hay disponible una pequeña nevera individual por habitación y una zona de aparcamiento gratuito a pocos pasos de la puerta. Realmente no te puedes perder este lugar.

Provenza - Belle de Nuit (1) Provenza - Belle de Nuit (2)

Nuestra siguiente parada es Menerbes que, como muchos pueblos del Luberon, se ubica en la cima de una colina. Uno de los principales atractivos de la visita es por tanto contemplar las espectaculares vistas desde las zonas más elevadas de la localidad. En Menerbes estas vistas son especialmente bellas y representativas.

En esta villa fortificada, baluarte del movimiento protestante durante las Guerras de Religión del siglo XVI, hay que recorrer sin prisa su trazado de calles estrechas, disfrutando de sus casas antiguas y bellos rincones hasta llegar a la ciudadela del S.XIII. Cuando observas su viejo castillo (residencia del pintor Nicolás de Staël en 1953), el antiguo cementerio de origen romano, caminas por la plaza y rodeas el campanario y de nuevo te detienes a mirar desde lo alto como se extiende el valle hasta el horizonte, entonces fácilmente entiendes por qué tantos artistas pasaron por este bello pueblo. Algunos, como Picasso, decidieron incluso tener aquí una residencia.

Lacoste es una villa compacta, no requiere mucho tiempo recorrerla. Posee uno de los trazados de calles empedradas más bellos del Luberon (y también más empinados). En la parte más alta del pueblo se localizan las ruinas del Château de Lacoste, residencia en el siglo XVIII del famoso Marqués de Sade, y que actualmente pertenece al diseñador Pierre Cardin.

Provenza - Lacoste (1)

Provenza - Lacoste (3)

Provenza - Lacoste (2)

Seguimos nuestra ruta hacia el este y, poco antes de entrar en Bonnieux, nos detenemos en Château La Canorgue, el famoso “domaine” que se utilizó como una de las localizaciones principales de la película “A Good Year” (2006) dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Russell Crowe. Una buena oportunidad para probar sus vinos orgánicos (buena relación calidad-precio), pasear entre sus viñedos y jardines y disfrutar de unas magníficas vistas de Bonnieux que se eleva al fondo sobre una colina.

Bonnieux es otro de los grandes miradores del Luberon. Desde el punto más elevado (425 metros), donde descansa su vieja iglesia del S.XII, puedes disfrutar de una perspectiva muy amplia de la región. Merece la pena abandonarse un rato debajo de los cipreses a contemplar los Monts de Vaucluse, el Mont Ventoux, los valles y viñedos y respirar el aire limpio y sosegado. Provenza en estado puro. El casco histórico de Bonnieux tiene mucho que ofrecer, merece la pena dedicar tiempo a conocer sus bellos rincones.

Provenza - Bonnieux

Lourmarin es otro lugar con atmósfera especial. Pasear por sus calles, entre sus bellos cafés, es penetrar en una pintura impresionista, con la luz llenando de matices las hermosas fachadas y coloreando el ambiente de personajes anónimos. En cada rincón, una galería de arte. Fue elegido como residencia por los escritores Albert Camus (1888–1976) o Henri Bosco (1913–1960) y ambos están enterrados en su cementerio local.

A las afueras del centro se encuentra el magnífico castillo, Villa Medicis de Provence, cuya última etapa de construcción en el siglo XVI le convirtió en el primer castillo renacentista de la Provenza. Sin duda merece la pena caminar hasta él desde el pueblo (las vistas son estupendas) y también visitarlo.

Provenza - Lourmarin (1) Provenza - Lourmarin (2) Provenza - Lourmarin (3) Provenza - Lourmarin (4)

Desde Lourmarin, y antes de girar al noroeste en nuestra ruta circular, nos dirigimos al pueblo de Cadenet para comer en el fantástico restaurante Au moulin gourmand, del que ya hablamos en un post anterior. Nuestro siguiente destino, al norte de Cadenet, es Roussillon.

En Roussillon el color es el verdadero protagonista. Su casco antiguo es una aunténtica obra de arte enclavada en un entorno natural espectacular. Las distintas tonalidades de las fachadas, rojas, rosas, amarillas, los verdes bosques de pinos que rodean el pueblo y los acantilados rojos de sus famosos depósitos de ocre crean un contraste espectacular y convierten a Roussillon en un puebló único, de imprescindible visita en la Provenza. Una visita al atardecer puede convertirse en uno de los mejores recuerdos del viaje.

Para conocer el entorno natural de los depósitos de ocres existen distintas rutas y senderos de duración variable.

Provenza - Rousillion (1) Provenza - Rousillion (2)

Gordes es el pueblo más famoso y visitado de la región del Luberon. Es el prototipo de los denominados pueblos “colgados”, situado en una colina a 370 metros de altitud. Su origen se remonta a la tribu celta-ligur de los vordenses, que establecieron un baluarte defensivo en lo alto de la colina.

Su casco antiguo, coronado por el castillo medieval-renacentista (actual ayuntamiento y museo), se despliegua como un pequeño laberinto de calles estrechas y casas de piedra.

Desde la carretera, a las afueras del pueblo, se obtienen las mejores vistas del conjunto del pueblo, las que constituyen su estampa más típica. Se puede llegar caminando a estos miradores desde el centro del pueblo.

Provenza - Gordes

Una buena opción para comer en Gordes: La Trinquette (Rue de la Tracapelle). Buena comida, buen vino y estupenda relación calidad-precio en pleno centro histórico, a pocos pasos del castillo. Dispone de una terraza con vistas muy agradables.

A unos 5 km de Gordes, en un enclave natural excepcional, se encuentra la Abadía Notre-Dame de Sénanque. Se trata de una abadía cisterciense fundada en 1148 y construida con piedra gris en forma de cruz de tau. Actualmente está habitada por una comunidad de monjes, y se realizan recorridos guiados. En verano, los campos de lavanda que la rodean (desde mediados de Junio hasta mediados de Julio) completan una estampa espectacular.

Provenza - Abbaye Notre-Dame de Sénanque

2. Ruta de la Lavanda

Existen muchas rutas para recorrer los famosos campos de lavanda de la Provenza. La que aquí proponemos puede realizarse en una jornada. La época ideal para ello es principios-mediados de Julio. Más tarde la lavanda ya estará cosechada.

Este es el recorrido:

Murs > Sault > Aurel > Ferrassières > Forcalquier > Manosque > Apt

En esta ruta de la lavanda lo más importante es el camino. Las imágenes más bellas podrás encontrarlas en los campos que atraviesan las distintas carreteras del recorrido.

Provenza - Lavanda

Desde Murs una buena opción es llegar a Sault a través de las pequeñas carreteras de montaña D15 y D5. Ofrece unas vistas panorámicas fantásticas de la zona y el Mont Ventoux.

Otra buena opción es aprovechar la ruta para visitar un típico mercado provenzal en algún pueblo del recorrido. En los pueblos que componen esta ruta hay menos afluencia de público que en otros centros turísticos como Gordes y el ambiente es por tanto más agradable. De hecho, supone un valor añadido para la visita. Oportunidad para disfrutar de su ambiente y comprar artesanía y productos de temporada, vino, queso (Picodon, Banon, etc), trufa (Tricastin), dulces (nougat, etc.), las típicas hierbas provenzales y, por supuesto, los distintos productos derivados de la lavanda.

Uno de los mercados más antiguos de la región y con más encanto es el que se celebra en Sault todos los miércoles por la mañana. Fue establecido por orden de Raimond V Agoult, barón de Sault, el 5 de abril de 1515.

Si quieres conocer otras rutas de la Provenza visita La Provenza, ruta por el corazón del Mediodía francés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s