Tabernas de Madrid: Bodega de la Ardosa

En pleno barrio de Malasaña (calle Colón, 13) una taberna imprescindible de Madrid. La reconocerás fácilmente, con sus puertas rojas, su carteles de otra época y el buen ambiente que desprende la gente que lo habita.

El local, centenario, es el origen de la cadena de bodegas La Ardosa que fundó D. Rafael Fernández Bagena en 1892 para distribuir los vinos de sus viñedos toledanos. De aquella cadena, que llegó a tener más de 30 locales, hoy siguen funcionando cuatro, cada uno a su manera: los dos bares La Ardosa ubicados en Vista Alegre (calle Avecilla) y en la calle Abtao, la bodega de Santa Engracia 70 con su fachada de cerámica, y la famosa taberna de la calle Colón que nos ocupa en estas líneas.

Bodega de la Ardosa (7)

El concepto actual de Bodega de la Ardosa se lo debemos a Don Gregorio Monje y su familia, que en 1970 compran la bodega y la convierten, poco a poco, en un local de referencia, apostando por la calidad y la innovación. Y es que, entre otras cosas, fueron pioneros en la importación y distribución de cervezas europeas como Guinness (aún conservan el grifo de Guinness más antiguo de España) o cervezas checas (Pilsner Urquell, Budweiser).

A esto hay que sumar la excelente comida de Doña Concha Marfil, mujer de Don Gregorio, como su laureada Tortilla de Patata, sin duda una de las mejores de Madrid (premiada en varias ediciones en el Concurso Nacional de Tortillas y con grandes seguidores como Mario Sandoval), su espectacular Salmorejo, las Alcachofas a la Parrilla (Premio Nacional de Tapas 2012) y un largo etcétera de distintas tapas de calidad.

Bodega de la Ardosa (1)

Bodega de la Ardosa (3)

Ángel, hijo de Don Gregorio y Doña Concha, gestiona actualmente el local. El ambiente es formidable, se mezcla la tradición de la taberna castiza con un aire europeo, quizá de pub británico. La barra desprende energía, en cada rincón encuentras un trozo de historia, ….

Bodega de la Ardosa (6)

Bodega de la Ardosa (5)

Bodega de la Ardosa (2)

Hazte camino hasta la barra, pasa por debajo de ella, o quédate en la puerta en uno de sus barriles, con un Vermut o una pinta bien tirada. En cualquier caso, no dejes de conocerla. Sin duda, se trata de un lugar especial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s