Tres conceptos: Chifa Comedor, Chifa Boteco y Chifa Camión. ¡Cuando China y Perú se encontraron!

Chifa Comedor, Chifa Camión y Chifa Boteco, tres maneras de probar en la capital la fusión asiático latina, en cuanto a gastronomía se refiere. Forman parte de Bestiario Group capitaneados por el chef argentino Estanis Carenzo.

El chifa es un término utilizado en el Perú para referirse tanto a la cocina traída y adaptada al paladar peruano por los inmigrantes chinos, principalmente de la zona de Cantón, a fines del siglo XIX e inicios del siglo XX, como también para denominar a los restaurantes donde esta comida es servida. El origen del término «chifa» provendría de la combinación de los términos cantoneses «chi» y «fan» (饎飯), que significan, respectivamente «comer» y «arroz». El término habría surgido en la década de 1930 entre los limeños al escuchar a los chinos utilizar la voz chifan como llamado para comer en las fondas que ellos regentaban.

En cualquiera de las opciones de Chifa hay una mezcla más allá de China y Perú, con fusiones de platos mejicanos, venezolanos, argentinos, brasileños, japonenes, vietnamitas, etc.

La primera experiencia en Chifa Camión ya la contamos en este blog y fueron las empanadillas con huitlacoche en el Madreat. Sabor potente con una inyección de picante espectacular.

Chifa

Chifa Comedor (Calle Modesto Lafuente, 64) está ubicado en el antiguo emplazamiento de Sudestada, que pertenece al mismo grupo. Es un local pequeño,  para 25 comensales. Algunas mesas, por poner un punto negativo, poco funcionales. La comida tiene mucho sabor y el acabado de los platos es muy bueno.

Estos son algunos de los platos que probamos:

Causa a la huanaco: con anguila asada, iron eggs de codorniz y papa pisada. Es un plato muy fresco por los toques de la lima y el cilantro. La anguila tiene mucho sabor.

Chifa Comedor (2)

Aeropuerto de calamar: arroz chaufa y fideos de calamar frito con encurtido de col. Es el plato que más nos gustó por su combinación de sabores. El pato muy bueno. Sabe a plato chino auténtico con esa frescura peruana característica. Le añaden una salsa que acompaña muy bien el plato. Primero sabe dulce, después ahumada y finalmente picante.

Chifa Comedor (3)

Asado negro con especias chinas: en salsa sino-venezolana, cebolla a la plancha y puré de ñame. La carrillera se deshace en la boca y se puede partir con la cuchara. Una delicia.

Chifa Comedor (4)

Vaso de chocolate. Una combinación de distintos chocolates y texturas. ¡Pídelo si te encanta el chocolate!

Chifa Comedor (5)

Para beber, cerveza artesanal La Virgen del maestro cervecero Jaime Riesgo Poloque.

El servicio muy bueno y atento. Aconsejan si se les solicita y explican cada plato que traen a la mesa.

Precio por persona: 30 euros.

Chifa Boteco. Es la apuesta más reciente y también la más experimental. Se trata de un concepto más desenfadado y callejero, con buena música, cocina en vivo y la barra como protagonista. Ocupó el lugar que dejó StreetXo en el espacio Gourmet Experience Gran Vía (Plaza de Callao, 2), y ha sido todo un éxito. Actualmente está cerrado, pues ha decidido emanciparse a un local a pie de calle. ¡Esperamos ansiosos la reapertura! El local que ocupaba se ha llenado con perritos, bocatas y cerveza La Virgen, otra idea de Estanis Carenzo: Perro Bar.

Recordamos algunos platos que probamos en Chifa Boteco:

Chori-bao: es una versión propia del choripán argentino, con pan al vapor, chorizo criollo casero, cacahuetes y salsa dulce mexicana-tailandesa. Espectacular. ¡Para comerse una docena!

Chifa Boteco (1)

Perrito-sate Johnny Boy: cordero a la brasa, pan de cerveza, encurtidos caseros, cebolla frita, mayonesa de ajo negro y patatas fritas perfectas. Parece simple a la vista pero la mezcla es realmente buena y compleja, con un resultado inmejorable.

Chifa Boteco (2)

Torta vietnamita de cerdo ibérico: con pan de aceite de oliva, cerdo ibérico a la brasa, encurtidos caseros, aguacate, totopos y mayonesa picante.

Aquí tenéis la carta con el resto de sus platos:

Chifa Boteco (0)

Para beber cervezas La Virgen de nuevo. No ofrecen postres.

Precio por persona: 22 euros

Cualquiera de las tres opciones es buena. Desde Chifa Camión para degustar un aperitivo de su cocina, pasando por Chifa Comedor, en formato restaurante al uso y terminando por Chifa Boteco, para comer en barra, viendo cómo elaboran los platos y con música divertida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s